31 oct. 2015

Nanjing Sept 2015

03/09/2015, Jueves pero, sorprendentemente, fiesta nacional en China y que yo, después de muchas vueltas, decidí aprovechar saliendo de Shanghái y visitando Nanjing, ciudad de mucha historia y que por su proximidad, me permitió ir y volver en el día.

Ésta vez fui sola, y desde el principio me di cuenta de los pequeños detalles que ello iba a suponer; ojos abiertos al 200 por cien y mas precaución de la normal me acompañaron durante toda la jornada.

Salí de madrugada para aprovechar las horas de sol y me di cuenta de mi acierto en cuanto llegué al museo de la masacre de Nanjing. Fui de las primeras en llegar, lo que me ahorró una espera interminable (por lo que pude ver a la salida)
Al contrario de lo que esperaba, el museo me sorprendió para bien, un recorrido bien organizado y espacios arquitectónicos y urbanos que eras capaces, por si solos, de hacer sentir me recordaron, aunque de lejos, al museo judío de Libeskind en Berlín.


Taxis, metros y autobuses… recorrí la ciudad de este a oeste y de norte a sur.
La Montaña Purpura, donde encontré el Mausoleo de Sun Yat-Sen, me impresionó especialmente. Pese a haber visto muchas fotos, la enorme escalinata que da acceso al templo apareció ante mi sin esperarlo, es extraño como algo tan monumental puede permanecer oculto hasta que te encuentras a solo unos metros a sus pies.
El ascenso, un continuo cambio de perspectiva y de sensaciones, no solo por la altura, sino por el ir y venir de la gente. Un espacio estático, pero cambiante donde mis fotografías no encontraban fin.



El Palacio Presidencial, el templo de Jimming, un paseo por el lago y la muralla de la ciudad…

A las 19:30 cogía el tren de vuelta a Shanghái, agotada de un día sin tregua pero muy satisfecha.

Un día sin desperdicio que recomiendo a cualquiera que se anime con un poco de aventura.



27 oct. 2015

MOMENTOS de reflexión

 Publicación _ Mapmakers

Buscar y reservar momentos para nosotros; parar, callar, escuchar, sentir, pensar… Parece algo fácil a simple vista o quizás innecesario.
No tenemos tiempo que perder, los minutos, las horas, los días,  pasan sin detenerse…
La gran mayoría de nosotros no sabemos lo necesario y a veces difícil que esta “tarea”  puede llegar a ser hasta que un día decidimos adueñarnos de ese tiempo, esos minutos, ese espacio.
Tomas aire, respiras hondo, estas sólo y reflexionas sobre lo que haces, sobre lo que has logrado y sobre cómo lo has hecho; en el fondo, son una suma de decisiones son las que
te han llevado al punto en el que te encuentras, tu presente, tu vida, única e intransferible.
Sabemos que solo hay una, pero a veces necesitamos que alguien o algo nos lo recuerde…
No hay excusas, debemos aprender a disfrutar de ella.
Sentirse bien con uno mismo, y realizado tanto profesional como personalmente, son características esenciales y objetivos que debemos perseguir.
Es sólo en esos momentos de pausa, de reflexión, cuando debemos hacernos preguntas a nosotros mismos:
- Hacia donde estoy dirigiendo mi vida?
- realmente hago lo que me gusta?
- Empiezo cada día con ilusión?
Y también cuando podemos contestarlas con honestidad; nadie está ahí para juzgarnos, para decirnos que es una locura o que nunca podremos hacerlo.
Comienza con preguntas sencillas, bastará con tus respuestas para que puedas comenzar a esbozar tu camino. Al principio serán finas líneas, inseguras, difusas, pero poco a poco irán ganando en seguridad, convicción y valentía.
Te darás cuenta de que quizás tengas que hacer ciertos cambios en tu rutina, en “lo que ya conoces” nadie dijo que fuera fácil; valóralos, toma decisiones y no dejes de de añadir interrogantes a esos momentos, tus momentos.
- Hacia donde quieres dirigir tus pasos?
- Quieres tomar las riendas de tu vida?

MAPMAKERS